Dibujo

Federico Ayma

Alternative Text

Nacido en Paraná, en 1941, Federico Aymá se formó como artista desde temprana edad; ya a los 16 años egresa como Maestro de Dibujo de la Escuela Municipal de Arte Manuel Belgrano, y a los veintiuno se recibe como Profesor de Dibujo en la Escuela Provincial de Artes Juan Mantovani. Dos años más tarde realiza su primera muestra, en la Alianza Francesa de Santa Fe. A partir de entonces inicia una sólida e intensa carrera de creador, que se concreta en numerosas muestras locales y nacionales. El trabajo en series, en grandes temas aglutinantes, será una de sus constantes., de sus primeras Palmeras y paisajes, y de sus autorretratos a las series de crudo testimonio social, donde los finos trazos y las manchas y salpicaduras de negro profundo se conjugan en un nuevo expresionismo de extraordinaria fuerza comunicativa. Tras exiliarse en España, en 1977, con su mujer Dina San Emeterio y su hija Ana, Aymá fallece en Santa Fe, en 1987, meses después de haber regresado a la Argentina. En sus primeros dibujos, expuestos en 1961 en la Alianza Francesa de Santa Fe, podían reconocerse las huellas de la Academia: sus árboles, sus rostros, realizados con cautela, con líneas depuradas, son prístinos; pero debajo de esas líneas transparentes subyace una serenidad inquietante. Desde entonces pasó sus días dibujando, investigando la línea, buscando tenazmente una verdad esquiva y fugaz. Taverna Irigoyen escribe: en la perspectiva de casi cinco lustros de su desaparición, equivale a revalorizar los pronunciamientos de un talentoso artista que documentó su tiempo. Porque ésa es, un tanto, la lectura que hoy se puede hacer de su obra, mucho antes de que el mundo entrara en una globalización confrontante. Aymá supo ver y quizá entender, los enfrentamientos y las rupturas sociales de su época.