Escultura

Alberto Heredia

Alternative Text

Nació en 1924 en Buenos Aires y desde niño se inclinó hacia las artes. Fue un autodidacta de la pintura y la escultura que destacó conceptos figurativos, semiabstractos, geométricos, durante gran parte de su trayectoria. Su formación fue producto de su curiosidad e inquietud y en ella tuvo un papel importante su amistad con Enio lommi y con Roberto Mackintosh. En 1960 se radicó en Madrid, luego viajó a Ámsterdam y a París, donde según sus palabras aprendió a “perder el miedo”. Sus obras se distinguieron por ser incómodas, polémicas, con un fuerte tono de crítica e ironía social al consumismo y la adoración de lo que Heredia llamó “Dios Objeto”. Su obra “Tres Gracias” presenta este mensaje mediante cajas redondas, empaque de queso Camembert. A partir de entonces utilizó materiales de desecho para sus esculturas construidas con minuciosidad. También usó dentaduras y prótesis dentales. En los 70s sus trabajos reflejaron la violencia que vivía la Argentina: con yesos ortopédicos creó una figura antropomorfa acéfala, envuelta en ondulantes pliegues de acrílico transparente (“Sandwiche homus por Petronius Heredius”) y en 1974 expuso las serie “Las Lenguas” y “Los Amordazamientos”. En 1981 inició otra serie muy crítica: “La sillita”. Ese año fue distinguido con el Merit Award del Gran Premio de escultura Henry Moore, en The Hakone Open-Air Museum of Sculpture de Tokio. Recibió dos veces el Diploma al Mérito Konex y el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires organizó una gran retrospectiva de su obra. Murió el 23 de abril de 2000. Dos años más tarde le otorgaron el Premio Konex de Honor como el más importante artista visual fallecido de la década en la Argentina.