Escultura

Eduardo Amancio Barnes

Alternative Text

Nacido en Rosario en 1901 y fallecido en la misma ciudad en 1977. Escultor autodidacta, trabajó en modelado, en el mármol y la fundición de bronce. Se destacó en la temática religiosa. En su prolífica obra aparecen los murales del Vía Crucis de la Catedral de Rosario. Asimismo se destacan quince relieves circulares que constituyen los Misterios del Rosario, el gran relieve de la Última Cena, la estatua de la Virgen del Rosario, San Pablo y San Antonio. Ejerció también la docencia. Obtuvo premios en el Salón Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires y en Salón Nacional de Rosario. En 1950 expuso invitado en el Salón Internacional de Arte Sacro de Roma y en la Bienal de Madrid de 1952. Fue autor de dos bajorrelieves que luce el Monumento a la Bandera de Rosario. Barnes se consolidó como uno de los escultores de gran trayectoria y notoriedad en Argentina por su amplia producción de temática religiosa realizada en piedra, madera y bronce. Sus esculturas fueron en su mayoría figurativas, y a través de ellas el artista logró transmitir tanto la delicadeza de los cuerpos tallados como la intimidad de lo reproducido.