Pintura

Rodolfo Franco

Alternative Text

Nace en Buenos Aires en 1890. Si bien inicia su formación en su ciudad natal, se radica desde muy joven en París. Allí entra en contacto con la obra de Picasso, Braque y el resto de las vanguardias europeas a las que toma como influencia. También asiste a los cursos de grabado de Edouard Léon. Al regresar a su país en 1918 realiza una muestra en las galerías de la Comisión Nacional de Bellas Artes de la que logra obtener gran aceptación del mundo especializado. Artista multifacético, se desarrolló en grabado, pintura, acuarela, dibujo, decoración y mural; sin embargo, su producción más destacada se da en el ámbito de la escenografía, lo que lo llevó a ser recordado como “el primer escenógrafo argentino”. Con el pintor Ernesto de la Cárcova, funda en 1923, el primer taller de escenografía en la Escuela Superior Nacional de Bellas Artes. Continúa luego con la creación de talleres en el Teatro Argentino de La Plata y en el Teatro Colón. En esta última institución, se desempeñó también como director escenográfico, tarea que realizó a su vez en el teatro Odeón y, en el exterior, en los teatros municipales de Río de Janeiro y San Pablo. Fallece en 1954. Sus murales cerámicos decoran las estaciones de subte de Tribunales, Agüero, Catedral y entre sus discípulos se encuentran algunos de los escenógrafos más importantes de la Argentina como Germán Gelpi, Saulo Benavente y Mario Vanarelli.