Pintura

Blanque, Pedro

Santa Fe
Alternative Text

Nació en Cataluña, España, en 1849. De ideas republicanas, abandonó España en cuanto se dio la Restauración Borbónica en 1874. Arribó a Rosario en 1880, en donde se radicó hasta su muerte, el 23 de julio de 1928. Junto al italiano Rafael Barone y al boliviano Francisco Ortega, quien llegó a Rosario en 1875, fueron precursores de las artes en Rosario.Se interesó en especial por los cuadros de evocación histórica y por aspectos de la vida argentina. Enseñó dibujo en escuelas secundarias, y mantuvo correspondencia con Bartolomé Mitre, Garmendia, Nicolás Levalle, Rosendo Fraga, monseñor Wladislao Castellano, José E Uriburu, Roque Sáenz Peña, Estanislao Zeballos, Figueroa Alcorta, Osvaldo Magnasco y David Peña. Su primera exposición fue realizada en 1888 a la que siguieron muchas en distintas ciudades del país. Además participó en El Ateneo Popular de Rosario se reunían los artistas e impartían conocimientos.Es por antonomasia pintor del litoral porque ese paisaje lo lleva a usar una paleta identificable, rica en ocres y en verdes, generosa en tierras y en tenues amarillos. Su estilo, un tanto expresionista, está sustentado por grandes espacios a los que quiebran los acentos de formas familiares, la canoa, un cajón de pescados, el rancho, las redes, un islero y a los que enmarcan la vigorosa síntesis de tierra, cielo, agua y nubes. Becario de la provincia en 1862, la distinción le sirvió para remontar el Paraná, desde nuestras tierras hasta el Paraguay y Brasil. El suyo, aunque a veces sus cromatismos alcancen una abierta vibración, es un sentimiento transustanciado de ese paisaje. En el Museo Histórico Provincial figuran dos grandes lienzos suyos: el Combate de San Lorenzo y el Juramento de la Bandera.